Si has llegado hasta aquí imagino que ser madrastra te está llevando al límite de tus fuerzas y puede que experimentes alguno de estos sentimientos:

  • Buscas excusas para estar fuera de casa cuando llegan tus hijastros
  • Andas como una extraña en tu propio hogar
  • Sientes que te falta tiempo con tu pareja
  • Estás física y emocionalmente agotada
  • Te sientes sola

Respira. Ahora estás en territorio seguro. Hay muchas maneras en que puedo ayudarte.

Formar una familia ensamblada es un proceso largo y con mucho desgaste. Y por si fuera poco todos los estudios indican que dentro de ese contexto el papel de la madrastra es el más estresante de todos.

Pero no hace falta que nos lo digan los estudios ¿verdad?

Ser madrastra es uno de los mayores retos que puedes plantearte en tu vida familiar. Tratar de integrarte en una familia que ya tiene una larga y a veces difícil historia puede hacerte sentir vulnerable y reactivar todas tus inseguridades.

Por eso es necesario contar con toda la información posible sobre lo que supone formar una familia ensamblada, y además fortalecerte a nivel personal para afrontar todos esos retos.

Trabajemos juntas

Como coach especializada en familias ensambladas y en apoyo a madrastras, estoy familiarizada con procesos como…

  • Escuchar y acompañar los difíciles sentimientos que conlleva ser madrastra.
  • Cultivar la complicidad con tu pareja y la relación con tus hijastros.
  • Identificar tus necesidades y expresarlas de forma efectiva.
  • Ajustar tus expectativas y las de tu compañero a la realidad de las familias ensambladas.
  • Crear tu plan de crianza y negociarlo con tu pareja.
  • Identificar conflictos previos que se reactivan en tu experiencia como madrastra.
  • Adaptarte a un tipo de familia en la que muchas cosas escapan a tu control.
  • Protegerte de dinámicas tóxicas.
  • Reconectar contigo misma.

El objetivo es facilitar el proceso de cambio que deseas emprender para lograr sentirte cómoda, segura y satisfecha en tu familia.

Se trata de que a través de información, de explorar tus sentimientos y de nuevos aprendizajes vayas encontrando tu forma de ser madrastra, siempre en contacto con tu modo de sentir. Yo estaré a tu lado para escucharte, darte información, apoyarte, cuestionarte a veces, recapitular contigo tras cada frustración y celebrar juntas cada logro.

¿Cómo lo haremos?

Podemos encontrarnos personalmente, por Skype, por teléfono o vía email.

En cuanto a la duración, depende completamente de tus necesidades. Puedo ayudarte a buscar alternativas para resolver una situación específica, ofrecerte apoyo en un período complicado (separación, cambio de custodia, inicio de la convivencia con los niños…) o afrontar juntas un proceso de regeneración personal más profundo.

¿Precio?

Quiero ajustar los precios a las necesidades de cada persona, por eso ofrezco distintos servicios y paquetes con precios escalados. Consulta los servicios y tarifas aquí o escríbeme y dime cómo puedo ayudarte.

¿Empezamos?