3 claves para mantener tu bienestar

Los conflictos que producen las ex parejas suelen ser devastadores para nuestro bienestar emocional. A veces se producen a través de una llamada de teléfono y otras es por un email. Pero siempre que entra en juego parece que todo nuestra estabilidad emocional e incluso de pareja se tambalea. ¿Cómo es posible que otra persona nos haga sentir así?

El poder lo tenemos nosotras

Discutir, tener conflictos con personas cercanas a nuestro entorno es relativamente habitual. Estar en desacuerdo con un ser querido y que por un momento nuestra percepción sobre él/ella cambie de muy positiva a ligeramente negativa es algo que todos hemos sentido en algún momento de nuestra vida. Y seguramente nos hemos esforzado por solucionar el problema. Pero cuando nos damos cuenta de que hay una persona que a duras penas nos conoce y sin embargo ostenta una opinión negativa o muy negativa sobre nuestra persona, eso es algo que nos cuesta aceptar.

Tendemos a valorarnos en relación a la imagen que tienen los demás de nosotras y apreciamos poco nuestra propia imagen. ¿Qué puedor hacer entonces para no entrar en el daño colateral del conflicto que inicia la ex?

  •  Pon nombre a tu sentimientos

Cuando la ex llama y tiene una dicusión acalorada con tu pareja, ¿Cómo te hace sentir? Anóta los sentimientos desagradables que te produce sus interactuaciones: Ansiedad, impotencia, rábia, malestar, tristeza, celos, etc. No importa que sean sentimientos desagradables. Cuándo sientas que aparecen, concéntrate en tu respiración. Ve a una habitación relajante (por ejemplo, el dormitorio) y cierra los ojos. Coloca la mano sobre tu estómago, siente cómo se llena de aire al inspirar y vacíalo lentamente.

  •  Busca actividades que te resulten relajantes

Cuando vivimos en conflicto con una tercera persona a veces nos concentramos demasiado en situaciones pasadas y nos fustigamos por cosas que ya no podemos solucionar. ¿Debí haber dicho algo en ese momento? ¿Pude haber actuado de forma diferente? Realizar actividades que nos mantengan concentrados en el presente ayuda a controlar los sentimientos desagradables que otra persona nos produce y nos relaja la mente. Hacer yoga, pilates, meditación…incluso aprender a tejer son actividades que requieren de nuestra atención activa. Y que al final del otoño puedas disfrutar de una bufanda nueva seguro que resulta muy gratificante.

 Lleva un diarioNo te guardes nada dentro, escríbelo en un diario. La última dicusión con la ex, el último email que te ha hecho sentir mal. Anota qué sucedió y cómo te hizo sentir. Escribe también que actividad realizaste para solucionarlo. ¿Te enfrentaste a ella? ¿O por el contrario preferiste contrar tu atención en alguna de tus actividades relajantes? Si en algún momento sientes que estás estancada y que no mejoras, revisa el diario. Seguramente te sorprenda ver cómo has cambiado desde el momento en el que lo inciaste hasta ahora.

Aprende a manejar
la tensión con la ex
y vuelve a ser tú misma

Sin horarios. Completamente flexible.
Con la fórmula que más nos gusta:
TALLER + COACHING + COMUNIDAD