Conócenos

Somos Berta y Aina y queremos darte la bienvenida a SerMadrastra.com. Pasa y siéntete como en casa.

Ser Madrastra es un proyecto impulsado por la Asociación Española de Familias Reconstituidas (Afín) con el objetivo de crear un espacio donde hablar en confianza y poner a tu disposición los recursos más útiles para que vayas componiendo tu forma única de ser madrastra.

Nosotras también somos madrastras, y antes de eso fuimos hijastras en nuestras familias de origen. La familia reconstituida es nuestro medio.

En seguida nos dimos cuenta de que no había recursos que nos ayudaran e íbamos avanzando a tientas entre el rechazo de nuestro entorno y la desorientación que nosotras mismas sentíamos.

Esta experiencia nos llevó crear la Asociación Española de Familias Reconstituidas (Afín), y en este marco desarrollamos el proyecto SerMadrastra.com. El objetivo es ayudar a las madrastras a afrontar las complejidades de su rol, construir su lugar en casa y superar el estigma de la “madrastra malvada”.

El malestar de las madrastras no es una enfermedad o un trastorno individual sino que es fruto del choque entre la realidad de nuestra realidad familiar y la cultura en que vivimos. Por este motivo consideramos imprescindible que nuestrxs profesionales estén especializadxs en las dinámicas de las familias reconstituidas además de aportar su experiencia desde diferentes ámbitos (coaching, psicología, derecho, humanidades, etc.). Esta riqueza es la mejor herramienta que hemos encontrado para atender la complejidad de la situación que vivimos.

Estamos especializadas en apoyo a familias reconstituidas desde un enfoque multidisciplinar y con perspectiva de género.

El núcleo de este proyecto es la relación de confianza que establecemos con cada una de las madrastras que llegan hasta aquí. Sólo en base a esa relación podemos trabajar juntas para desbloquear las situaciones familiares y personales que hacen que no te encuentres bien en casa.

Para hacerlo evitamos los enfoques normativos que tratan de definir cómo tiene que comportarse y sentir una madrastra. Al contrario, vamos a partir de tu experiencia y de la de tu familia para que vayáis haciendo encajar todas las piezas a vuestra manera. Lo haremos a través de:

  • Información sobre las dinámicas de las familias reconstituidas
  • Indagación sobre vuestras necesidades personales y puntos sensibles
  • Acompañamiento y desarrollo de recursos para afrontar los retos de formar una familia reconstituida.

Aunque nuestra cultura aún no lo refleja, una familia reconstituida es un núcleo perfectamente funcional, con unas dinámicas muy características. Siempre va a estar hecha de varias partes, pero puede llegar a ser un espacio cálido donde quepamos todas y todos.

¿Quieres contactar con nosotras?

Te escuchamos

Sentimos que ser madrastra 
es un laberinto porque…

  • Entramos con la fuerza del enamoramiento y de repente nos encontramos atascadas en sentimientos complicados sin entender qué pasa ni saber por dónde tirar.
  • Cuando nos damos cuenta de que los modelos de familia y de mujer que conocemos no funcionan para nosotras nos sentimos solas y perdidas
  • Estamos al inicio de un inesperado camino de descubrimiento
    • La rabia es una de las primeras emociones que surgen. Se despierta al sentirnos excluidas, al encontrarnos con una cultura familiar extraña, en los choques con la ex y por el estigma social que tenemos que soportar. 
    • La frustración nos invita a tomar consciencia de nuestras expectativas
    • El desamor nos obliga a identificar nuestras necesidades afectivas
    • Los bloqueos nos enfrentan a nuestros monstruos: conflictos irresueltos del pasado, valores interiorizados e inseguridades personales.

La madrastridad abre las puertas a un proceso muy desconcertante que seguro que no buscabas. Pero ahora que te encuentras en el camino, queremos ser tus aliadas y acompañarte en este recorrido del que sin duda vas a salir transformada.

Seguro que llegado este punto quieres tirar un poco más del hilo… ¿Te contamos cómo podemos trabajar juntas?