Se acabó el verano ¿Y ahora qué?

Se nos acaban los días de idílico verano y calor, pero siempre es bueno detenerse para pensar cómo han sido nuestras vacaciones de verano. Las opciones son muy variadas, algunas familias reconstituidas habrán tenido dificultades para cuadrar los periodos vacacionales de todos los miembros, otras quizás habrán optado por tiempos de descanso separados y algunas por buscar un tiempo y un espacio común.

Sin embargo en muchos casos afloran sentimientos no siempre fáciles de procesar. Las vacaciones, sobretodo las de verano, generan expectativas en todos los miembros de la familia porque implica un tiempo de ocio del que todos desean disfrutar y guardar un recuerdo positivo. Pero a menudo las ideas de “tiempo de calidad” difieren entre los componentes de una misma familia.

¿Quién no ha sentido alguna vez que sus vacaciones soñadas se iban al traste a causa de unos hijastros poco receptivos o de una pareja aparentemente poco comprensiva? ¿Qué hacer si además apareció la influencia de la ex sobre vuestras cabezas?

Ante todo y como siempre merece la pena recordar que se debe partir de unas expectativas realistas. Si a lo largo del año vuestra familia reconstituida experimenta un funcionamiento determinado (Hijastros que todavía se están adaptando a las nuevas dinámicas, una comunicación con tu pareja en construcción, una ex controladora, etc.) no es realista esperar que el varano vaya a cambiar mágicamente dicha situación. Sin embargo, al ser un momento del año sin rutinas y con mayor tiempo libre, aporta la posibilidad de forjar mejores vínculos, interesarse por las necesidades de todos los miembros (las tuyas incluidas) con más atención y dejar de lado los sentimientos negativos haciendo uso de límites positivos para todos. Pero si no todo ha ido sobre ruedas, os damos unas pequeñas pautas que os pueden ayudar a superar la resaca vacacional y a planificar la siguiente. ¡Empecemos!

1- Comunícate con tu pareja. No guardes nada en el tintero, si hay un tema que te preocupa, un comportamiento que te hace sentir mal o algo que desees cambiar, házselo saber. Es mucho más efectivo verbalizar un temor que culpar a alguien a posteriori por esa sensación negativa puesto que la culpabilidad siempre es mala consejera. Si hubo algo en el periodo vacacional que generó malestar o que deseas que se tenga en cuenta para que no se vuelva a repetir, es momento de hablar.

2- Hacer equipo. Es posible que, en caso de que la familia reconstituida todavía esté en proceso de acople con todos los miembros, al pasar tanto tiempo libre juntos hayan aparecido resentimientos y recelos. Menos es más. Limpia los sentimientos negativos, la vuelta a la rutina genera paz y estabilidad. Buscad momentos y actividades que, aunque sean breves, generen buenas sensaciones y recuerdos positivos. Pasos pequeños pero firmes.

Limpia los sentimientos negativos, la vuelta a la rutina genera paz y estabilidad.

3- Ten en cuenta a los hijastros. Puede que ellos también hayan experimentado sentimientos encontrados durante las vacaciones. Quizás sintieron que no se les tuvo en cuenta a la hora de elegir las vacaciones o las actividades, o quizás su malestar provenga de otro lado. Deja que tu pareja tome las riendas y hable con ellos para identificar cuáles son sus sentimientos y cómo mejorar. Tu pareja puede ser un puente perfecto para ayudarte a comprender cuáles son sus sensaciones y expectativas.

4- Tiempo de pareja. El tiempo de calidad con tu pareja tiene un poder altamente sanador. Si las vacaciones han sido agotadoras a nivel físico y emocional para todos quizás sea ocasión de dedicaros unos días para vosotros. Volver a sentirte conectada/o a tu pareja ayuda a que los puntos 1 y 2 sean mucho más sencillos. Y no siempre es necesario salir de casa para ello.

5- Planificación. La organización y el orden ayudan a fomentar la sensación de control y de estabilidad. Si la experiencia vacacional no ha sido del todo de nuestro agrado, anotar nuestros sentimientos en un papel e identificar qué los ha motivado nos ayudará a decidir qué aspectos necesitamos modificar en nuestras vacaciones en familia. Puede que necesites tomar voz más activa en la decisión de las actividades o quizás soltar más la necesidad de controlarlo todo y dejarte llevar por la ausencia de horarios y normas estrictas. Puede que sea necesario preguntar más a menudo ¿Cómo estáis? o simplemente buscar unos días de vacaciones sola. ¡Todas las opciones son válidas!

Cada día aprendemos algo nuevo

Apúntate y recibe por mail nuestras experiencias más personales. Compartimos los aprendizajes que hacemos día a día asegurándonos de que tengas cada vez más recursos para disfrutrar la vida siendo madrastra.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Descubre las bases para crear una relación sana con tus hijastr@s y construir tu lugar en casa sin perderte a ti misma por el camino. Basado en nuestra experiencia. Sin cuentos.

Consigue los contenidos que nunca llegan al blog público y... ¡descuentos exclusivos para suscriptoras!

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.
Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Oferta exclusiva para suscriptoras
¡Termina el 31 de agosto!

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.