P&R: Cómo lograr que mi pareja llegue a acuerdos con su ex

Mariana, madrastra de un niño desde hace 9 años, pregunta:

Hace 9 años vivo con mi novio que tiene un hijo que en este momento tiene 11 años. 

Siento que ser madrastra, a pesar de los años, sigue siendo un rol difícil para mí. Me siento poco tenida en cuenta y muy exigida. La ex es muy irresponsable, el niño ya está pre-adolescente. Estoy sufriendo mucho.
 
Ahora tuve un respiro porque el niño se ha ido por las vacaciones escolares a donde los abuelos, pero quisiera que cuando regrese existan pactos más sólidos con mi pareja y con su ex. Es casi imposible hablar con él de esto.
 
¿Cómo pueda acercarme a él y que comprenda mi situación?

Muchas gracias Mariana por hacernos llegar tu pregunta. La sensación de tener mucha exigencia y de que nuestras necesidades cuentan poco es muy frecuente entre las madrastras.

A menudo estamos pendientes de que nuestras parejas pongan más límites a los niños, o de que pongan más límites con sus exs. O que las madres de nuestros hijastros asuman más responsabilidades o que lo hagan nuestros compañeros.

Pasan los meses y los años y seguimos esperando que los demás nos tengan más en cuenta, que cambien.

Y mientras tanto nosotras seguimos asumiendo más y más responsabilidades hasta el punto de estar quemadas y resentidas.

De acuerdo con nuestra experiencia, a menudo las dinámicas no cambian si no damos los pasos nosotras mismas en base a 3 ideas fundamentales:

  1. Puesto que es nuestra vida, nuestra casa y es nuestro trabajo el que está en juego, tenemos todo el derecho a poner nuestros propios límites. Y si alguien cree que eso nos hace “malas” es que está muy equivocado.
  2. Cuando se trata de una relación que nos importa, podemos poner nuestros límites de una forma cuidadosa y para ello recomendamos siempre el abordaje de la Comunicación No Violenta (un buen libro para empezar es “Comunicación No Violenta, un lenguaje de vida” de Marshall Rosenberg). Es importante cambiar críticas o reproches por peticiones asertivas y este libro nos ayuda a hacerlo.
  3. Si hemos pedido cambios de la mejor manera posible y seguimos sin obtener respuesta, es momento de asumir la responsabilidad de hacer valer nuestros propios límites. Decidir qué tareas estamos dispuestas a hacer y cuáles no, decidir qué tiempo podemos y queremos dedicar a nuestros hijastros y sernos fieles. Si eso supone decir “no” a nuestras parejas o dejar que queden cosas sin hacer, que así sea. Es importante recordar que la responsabilidad última sobre los peques no es nuestra sino de nuestras parejas. Y si ellos deciden no llegar a acuerdos con sus exs, entonces no hay problema en que sean ellos quienes asuman las consecuencias de su decisión.

Hacer valer nuestras necesidades no es nada fácil en una posición como la nuestra, tan estigmatizada y censurada. Todos nuestros movimientos pueden ser fiscalizados y criticados, tanto por nosotras mismas como por las personas que nos rodean.

Aún así, siempre es mejor pasar por ese camino que quedarnos en un lugar donde acumulamos cada vez más resentimiento hacia nuestras parejas y dejamos que la relación se consuma poco a poco.

Mariana, si intentas comunicarte asertivamente con tu pareja para que llegue a acuerdos con su ex y él no te escucha o intenta llegar a acuerdos con ella pero no lo logra, acuérdate de que todavía tienes la carta más importante, que es la de decidir tú qué parte de todo este embolado vas a asumir. A veces el cambio tiene que empezarlo una misma.

Te mandamos un fuerte abrazo,

Y si pones en práctica esta propuesta, cuéntanos cómo va, ¡porfa!

 

Cada día aprendemos algo nuevo

Apúntate y recibe por mail nuestras experiencias más personales. Compartimos los aprendizajes que hacemos día a día asegurándonos de que tengas cada vez más recursos para disfrutrar la vida siendo madrastra.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Descubre las bases para crear una relación sana con tus hijastr@s y construir tu lugar en casa sin perderte a ti misma por el camino. Basado en nuestra experiencia. Sin cuentos.

Consigue los contenidos que nunca llegan al blog público y... ¡descuentos exclusivos para suscriptoras!

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.
Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.

Oferta exclusiva para suscriptoras
¡Termina el 31 de agosto!

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.