Idilius interruptus: 5 ideas para conectar con tu pareja cuando los niños están en casa

parejaEstás a gusto con tu pareja, saboreando unos momentos de intimidad, contándoos como fue el día, compartiendo unas risas y…¡¡¡¡riiiiiiiing!!!! Aquí llegan los niños para pasar el fin de semana, la semana entera o quince maravillosos días de vacaciones con vosotros.

Automáticamente la pareja se convierte en una unidad reproductiva: preparar comidas, lavar ropa, escuchar las cuitas de los niños durante las comidas, jugar, deberes, miedos nocturnos… ¿Queda algún resquicio para el romance?

Está más que demostrado que la intimidad se alimenta de intimidad: cuanta más proximidad hay, más fácil es encontrar momentos para el romanticismo. En cambio, cuando la intimidad se interrumpe durante días o semanas, es mucho más difícil retomarlo donde lo dejamos.

Por eso hoy te propongo 5 maneras de conectar con tu pareja cuando los niños están en casa, y no sucumbir al síndrome del idilius interruptus.

1. Tócale

En nuestra cultura el contacto aún es tabú, especialmente cuando se trata de tenerlo frente a los niños. Eso hace que muchas veces las parejas dejemos de tocarnos cuando los niños están en frente. Y si al pudor le sumamos posibles conflictos de celos de los niños por el contacto con el padre… la cosa empeora.

Los niños necesitan tener su dosis de contacto con su padre, tanto como solieran tener antes de la llegada de la madrastra. Pero además, mantener el contacto entre la pareja sólo tiene beneficios: es una magnífica forma de expresar el cariño, alimentar la intimidad y también dar un ejemplo a los niños de cómo es una pareja que se quiere (algo que quizás no hayan visto entre sus padres).

No me refiero a contacto sexual, sino a darnos un beso cuando nos apetece, a hacernos un breve masaje en momentos de entrés, a poner la mano en el muslo del otro, caricias, darnos la mano en la calle, sentarnos juntos en el sofá. Coger al vuelo los momentos de proximidad para alimentar la intimidad y decirnos sin palabras que estamos ahí.

Somos mamíferos y la necesidad de contacto está en nuestro ADN. No nos privemos de él por convenciones que no hacen bien a nadie.

2. Mírale a los ojos

La mirada es otra forma de mantener el contacto sin tener contacto. Te habrás fijado que cuando alguien no te gusta te resulta casi imposible mirarle a los ojos, mientras que cuando te enamoras los ojos de tu pareja parecen tener magnetismo.

Durante el día, acuérdate de mirar a tu pareja, búscale cuando quieras transmitirle tus sentimientos y él te va a entender sin necesidad de palabras.

Una mirada de tu pareja cuando estás teniendo un día de perros con los niños puede darte el empujón que necesitas para llegar vivo a la noche.

3. Antepón la pareja a todo (de vez en cuando)

Los niños tienen una sed inagotable de atención. Podrían estar hablándoos o enseñándoos cosas 24h ininterrumpidamente. Eso a veces hace que pospongamos cualquier tipo de actividad mental adulta hasta que ellos se van a dormir.

Está bien prestar atención a los niños, pero a veces surge un tema que te apetece hablar con tu pareja, estás haciendo un plan o simplemente os queréis dar un abrazo.

No pasa nada por pedirles a los niños que esperen un momento de vez en cuando.

Ese momento con tu pareja te ayudará a recargar pilas, y es mucho más fácil que después puedas dispensar una atención de calidad a los niños. Al fin y al cabo, vuestra relación es el pilar de la familia.

4. Aprovecha cada momento

Estamos bombardeados constantemente por pantallas, trabajos y teléfonos sonando que llaman nuestra atención. Pero cuando están los niños en casa tenemos muy poco tiempo, y el que dedicamos a esas cosas lo restamos a la relación de pareja.

Sé que es difícil, pero cuando los niños se vayan a dormir por la noche, o echen la siesta, o se queden un rato jugando en el baño aprovecha para tener una cita con tu pareja, aunque sea breve.

Vuestra relación se va a alimentar de esos momentos compartidos, y cada vez os buscaréis con más frecuencia.

5. Díselo

Que lo quieres, algo que te gusta de él, cuanto valoras algo que haya hecho por ti, algo que te gusta estar haciendo a su lado … Hay muchas cosas que le puedes decir a tu compañero para que se sienta querido. Asegúrate de dejar caer alguna cada día.

Además… ¿qué puede haber más sugerente que una palabra dulce susurrada al oído entre el griterío de los críos?

 

tablet-hijastros-nueva

DESCARGA NUESTRA GUÍA PARA...

Cultivar una relación sana con tus hijastr@s sin perderte a ti misma por el camino

Responsable: Afín – Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Kajabi LLC, ubicada en EEUU. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.