Cómo poner límites a los hijos de tu pareja

Quien diga que las madrastras no deben poner límites… es que nunca ha sido madrastra. De hecho, me pregunto si alguna vez ha sido persona.

Es cierto que cuando formamos una familia enlazada no nos conviene empezar a dictar las normas de la casa de buenas a primeras. Los cambios deben ir poco a poco, y lo mejor es que los comuniquemos junto con nuestras parejas.

Sin embargo, hay un ámbito de la relación que es exclusivamente nuestro, de madrastras e hijastr@s, que tiene que ver con el trato que nos dispensamos unos a otros.

En este aspecto, decir cómo queremos ser tratadas expresando lo que nos gusta y lo que no, es fundamental.

¿Te gusta que te pidan las cosas por favor? ¿Quieres que te pregunten antes de coger tus cosas prestadas? ¿Te molesta que te hablen a gritos? ¿Necesitas estar sola mientras trabajas? Simplemente, dilo.

Ya lo sé, no es «tan simple». Por eso hemos hecho este vídeo para darte algunas claves de cómo empezar a poner tus límítes ante l@s hij@s de tu pareja.

¿Los beneficios?

  • Te sentirás mucho más dueña de tu vida.
  • Tus hijastr@s van a tener la oportunidad de conoceros.
  • Establecerás una comunicación directa con ell@s que os permitirá avanzar en el vínculo.
  • Descargarás tu relación de pareja de una buena parte de las discusiones sobre l@s niñ@s.

 

Existe la creencia de que es tarea del padre o la madre mediar entre madrastras e hijastr@s. Y lo es, en cierta medida. Su tarea es presentar los unos a los otros, establecer un marco para la relación y atender las dificultades que puedan ir surgiendo a causa de la nueva situación. Al final, ellos tienen la vía directa con sus hij@s.

Sin embargo, estar mediando entre madrastras e hijastr@s en aspectos que únicamente se refieren a su relación les pone en una posición muy compleja: no saben exactamente qué es lo que quiere conseguir cada parte y al final se sienten en medio de un fuego cruzado, incapaces de satisfacer a una parte o a la otra.

Y esto termina pasando factura a nivel de pareja.

Es importante que tu pareja marque la directriz de que en casa nos vamos a tratar con respeto. Ahora, en el día a día, si tu hijastra o hijastro te habla de manera que te resulta desagradable, está en tu mano pedirle que lo haga de una forma que te guste más (y por supuesto, hacerlo con respeto).

En este vídeo te contamos la mejor manera que hemos encontrado de definir y respetar nuestros propios límites. Una forma que es a la vez respetuosa contigo misma y con las personas que te rodean. ¡Y funciona!

 

Descubre Materia

La comunidad de madrastras donde nadie te dirá que "cuando empezaste ya sabías lo que había".

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Descubre las bases para crear una relación sana con tus hijastr@s y construir tu lugar en casa sin perderte a ti misma por el camino. Basado en nuestra experiencia. Sin cuentos.

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.