Comunicación no violenta: Un lenguaje de vida

Hoy hablo de un libro que me ha hecho replantear no sólo la manera en que me comunico con los demás, sino también la manera en que me percibo a mí misma y a las personas que me rodean. Con mucha más compasión y menos ira.

No lo definiría como una manera de enfrentar los conflictos sino como una nueva mirada que nos acerca a las personas, de manera que el conflicto se convierte, de verdad, en una posibilidad de encuentro.

Si eres madrastra, imagino que te verás envuelta, como yo, en mi conflictos día a día y al mismo tiempo con la necesidad de acercarte a las personas con las que vives. Por lo menos a tu pareja. Por eso he querido compartir este hallazgo contigo.

 Marshall B. Rosenberg, el autor, ha sido mediador en infinidad de conflictos: raciales, bélicos, culturales y familiares. Su planteamiento nace de su propia experiencia y eso lo hace práctico y vivo.

En el ámbito de las familias enlazadas, donde nos encontramos varios extraños arrastrando cada uno sus duelos, miedos y necesidades, es una gran ayuda para afrontar los conflictos que inevitablemente vamos a tener, de una forma que sea respetuosa tanto con l@s demás como con nosotras mismas.

Qué es la Comunicación No Violenta

Os dejo aquí un fragmento del libro donde el autor explica con sus palabras la Comunicación No Violenta:

“La CNV (Comunicación No Violenta) se basa en las habilidades relativas al lenguaje y la comunicación que refuerzan nuestra capacidad de seguir siendo humanos incluso en las condiciones más extremas. No se trata de nada nuevo: hace siglos que se conocen todos los elementos de la CNV. El objetivo es que recordemos algo que ya sabemos –de qué modo hemos de relacionarnos los seres humanos– y que vivamos de una manera que manifieste abiertamente este conocimiento.

“Nos ayuda a expresarnos con sinceridad y claridad, al mismo tiempo que prestamos una atención respetuosa a los demás. En cualquier interacción, pasamos a tener en cuenta tanto nuestras necesidades más profundas como las ajenas. La CNV nos enseña a observar cuidadosamente y a detectar conductas y situaciones que nos afectan. Con ella aprendemos a identificar y a expresar con claridad lo que esperamos en concreto de una situación dada. El método es simple, pero su poder de transformación es extraordinario.

“Dado que la CNV reemplaza nuestras antiguas pautas de defensa, de huida o de ataque ante los juicios y las críticas de otras personas, empezamos a percibir a los demás y a nosotros mismos, así como nuestras intenciones y relaciones, bajo una nueva luz. Las reacciones de resistencia, defensa y violencia se ven reducidas. Cuando nos concentramos en clarificar lo que observamos, sentimos y necesitamos, en lugar de dedicarnos a diagnosticar y juzgar, descubrimos cuan profunda es nuestra compasión. A través del énfasis en la escucha atenta y profunda –no sólo a los demás, sino también a nosotros mismos–, la CNV propicia el respeto y la empatía y genera un deseo mutuo de dar desde el corazón.

“Aun cuando me refiero a la CNV como un “proceso de comunicación” o un “lenguaje de compasión”, en realidad es bastante más que eso. A un nivel más profundo, es un recordatorio constante a mantener nuestra atención en un lugar donde es más probable que encontremos lo que buscamos.

Una herramienta para encontrar tu voz dentro de la familia

Muchas veces hablamos de la importancia de la comunicación en las familias enlazadas, tanto para negociar con nuestras parejas la infinidad de desacuerdos que vamos a tener como para poder dirigirnos directamente a nuestr@s hijastr@s sin depender de su padre o su madre para hacerles llegar nuestros mensajes.

Por primera vez he encontrado una forma de comunicarme que me hace sentir segura a la hora de abordar los conflictos que tengo con mi hijastro directamente con él. Y efectivamente, cuando sale bien, al final estamos más cerca. Y si no, por lo menos no cierro la puerta a conversaciones futuras.

Creo que es una herramienta básica para la madrastridad.

Y además, estoy empezando a darme cuenta de que no solo lo aplico en la familia, sino que poco a poco puedo incorporar esta mirada a todos los ámbitos de mi vida.

Si te apetece echarle un ojo, te recomiendo mucho el libro fundacional del autor:

«Comunicación No Violenta, un lenguaje de vida» de Marshall Rosenberg.

Y te dejo también un par de vídeos de youtube para empezar ahora mismo a aprender sobre la Comunicación No Violenta:

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Descubre las bases para crear una relación sana con tus hijastr@s y construir tu lugar en casa sin perderte a ti misma por el camino. Basado en nuestra experiencia. Sin cuentos.

Responsable: Afín - Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Active Campaign, ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.