La crianza no es para madrastras

O eso nos dicen constantemente. «Criar no nos corresponde. No somos su madre. No somos una figura de autoridad. No somos.»

La crianza no es cosa de madrastras pese a convivir con nuestros hijastros gran parte de nuestra vida, ¿será verdad? ¿Tendrá relación la crianza con la autoridad?

La crianza la entendemos como el acto de cuidar, alimentar y ayudar a desarrollar a un ser vivo. En la crianza englobamos el desarrollo de la autoestima, la relación social, la comprensión y respeto por los límites, etc.

La educación engloba la puesta de límites, la transmisión de valores, las normas, consecuencias de nuestros actos, la responsabilidad, etc.

Lavamos ropa, preparamos comidas, compartimos tareas domésticas, espacio vital, hogar. ¿Acaso todo eso no forma parte de la crianza?

 

La crianza es:

  • Acompañar en el desarrollo
  • Ayudar a crecer
  • Acompañar en el progreso de hitos madurativos
  • Adquirir cortesía, urbanidad y buena educación
  • Es proceso de cuidado del niño hasta que se hace adulto en el que se involucran aspectos sociales, emocionales y psicológicos
La familia es el contenedor que favorece todos estos aspectos enumerados. La facilitadora del cuidado, de la salud, del desarrollo y de la adquisición de valores sociales y de convivencia de los menores.
El afecto, el sentido común, las creencias, la socialización, etc. son aspectos que tendrán una gran influencia en la crianza. La familia clásica o nuclear no es la única válida para un buen desarrollo de los menores pero sí la existencia de adultos de referencia positivos que formen parte de la misma.
La creación y mantenimiento de un vínculo sano y positivo entre adultos e infantes es la base de todo buen desarrollo. Pero ¿Todo esto recae sobre nosotras? Depende. 

 

Madrastras e hijastros/as compartimos una cantidad de tiempo considerable en la vida de ambos, que marca la dinámica familiar cuando existe convivencia. Pese a no llevar la voz cantante en las normas básicas de convivencia en la mayoría de casos o en el cumplimiento de las mismas, el respeto por nuestra persona, nuestros límites personales y la participación en el funcionamiento de la familia enlazada forman parte de la crianza de los menores. Y esto requiere de cierta cooperación con nuestra pareja. 

Ponernos de acuerdo con las normas para todos, participar en el diálogo familiar, acuerdos entre todas las partes y la cesión de la autoridad al progenitor para que gestione el cumplimiento de la norma y la consecución de las consecuencias de los actos de los menores son papel fundamental de una madrastra conviviente. No ostentar la autoridad no significa no tener un papel relevante en la dinámica familiar.

 

Las madrastras podemos convertirnos en modelos adultos de referencia para los hijastros/as al igual que sus progenitores. 

 

La crianza nos atañe también a nosotras. De forma directa las que deciden contribuir de forma activa en el cuidado de los hijastros/as y de forma indirecta las que deciden quedar a un lado y su contribución se limita a estar en familia.

Encontrar un modelo que encaje con nuestros valores y nos haga sentir cómodas, que la forma de criar/educar de nuestra pareja tenga resonancia con la nuestra propia (incluso cuando no tenemos hijos) y darnos espacio para la decidir nuestro grado de implicación a lo largo de los años es fundamental para evitar el tan conocido síndrome del burnout de la madrastra o «terminar quemadas». 

Qué hacer cuando los modelos de crianza entre casas no tienen relación alguna, si descubrimos que nuestra pareja no es le padre que creímos que era o nuestros deseos de implicarnos cambian con una reciente maternidad son algunos aspectos que hablaremos en El Foro el próximo 20 de Abril a las 19h con Cristina Flores, psicopedagoga experta en crianza respetuosa. 

Analizaremos también que implica la crianza en una familia enlazada y la implicación de las madrastras en ella.

Y tú, madrastra, ¿Formas parte de la crianza de tus hijastros?

 

* Por ser miembro de nuestra comunidad Materia disfruta de esta entrevista y todas las demás sin coste añadido.

Descubre Materia

La comunidad de madrastras donde nadie te dirá que "cuando empezaste ya sabías lo que había".

tablet-hijastros-nueva

DESCARGA NUESTRA GUÍA PARA...

Cultivar una relación sana con tus hijastr@s sin perderte a ti misma por el camino

Responsable: Afín – Asociación Española de Familias Enlazadas. Finalidad: Envío de nuestras publicaciones y correos comerciales. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Tus datos están alojados en nuestra plataforma de email marketing Kajabi LLC, ubicada en EEUU. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en hola@afinfamilia.com. Para más información, consulta nuestra política de privacidad.